CCOO Madrid exige la reapertura inmediata de los SUAP y de las 14 unidades móviles de atención domiciliaria porque “salvan vidas”

Estos centros atendían más de 700 mil consultas al año y evitaban el colapso de las urgencias en los hospitales

GETAFE / 30 JUNIO 2022 /.- Los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) evitaban que el 90% de los casos que atendían acabaran en las urgencias de los hospitales madrileños. Prestaban asistencia las 24 horas de los fines de semana y festivos, y las tardes y noches de lunes a viernes, cuando cerraban los centros de salud.

Su importancia era tal, que según Alberto Ramírez enfermero del SUMMA 112, trabajador de un SUAP hasta que los cerraron, “que permitían salvar vidas, por estar situados físicamente muy cerca de la ciudadanía y porque una respuesta rápida supone la diferencia entre la vida o la muerte en casos que requieren una actuación inmediata, tales como: sufrir un infarto”.

Todos los SUAP permanecen cerrados desde marzo de 2020.El gobierno del PP en Madrid puso como excusa la pandemia, cuando en el resto de comunidades autónomas no se cerraron e incluso algunas de ellas potenciaron estos servicios.

En la misma situación están los 14 centros de atención domiciliaria, un servicio vital para las personas con discapacidad y con movilidad reducida que tienen que acudir a urgencias o desplazarse hasta un centro de salud.

El PP de Isabel Díaz Ayuso argumenta ahora una “reorganización del sistema” para anunciar que abrirá, después del verano, 17 de los 37 SUAP, siete de los cuales no contarán con médicos.

CCOO Madrid rechaza con rotundidad esta medida que supone otra agresión más a la sanidad pública madrileña”, asegura Manuel Rodríguez, secretario de Política Social de CCOO de Madrid, quién añade que la pretensión del PP de Madrid es “empujar a la ciudadanía madrileña a contratar seguros sanitarios privados”

1.200 millones a la privada

El gobierno del PP de Madrid ha pagado a las empresas de la sanidad privada más de 1.200 millones de euros por sus servicios. Si se invirtiera esta cantidad en la sanidad pública se podrían reabrir todos los SUAP y los centros de atención domiciliaria, mejorando sus condiciones e instalaciones, permitirían ampliar plantillas y con ello prestar más servicios. Por tanto, serviría para “fortalecer una sanidad que continúa prestando asistencia gracias al esfuerzo y sacrificio de las y los profesionales”, asegura Manuel Rodríguez.

Gran parte del personal sanitario que trabajaba en los SUAP “está arrinconado” en un “hangar”, el Hospital Enfermera Isabel Zendal, para vacunar a una media de 40 personas diarias, un centro donde no hay pacientes y su actividad sanitaria es casi fantasmal.

CCOO Madrid rechaza frontalmente el objetivo que tiene el gobierno del PP de desmantelar la sanidad pública, derivando cada vez más dinero a empresas sanitarias privadas, por lo que exigimos la reapertura inmediata de los SUAP y los centros de atención domiciliaria y que se invierta en una sanidad que hasta hace poco, estaba considerada una de las mejores del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *