Especies protegidas y espacios a proteger

Las Lagunas de Horna

GETAFE / 27 MAYO 2022 /.- Parece que en la actualidad estamos siendo testigos de cierto punto de inflexión para la naturaleza getafense, desde nuestro punto de vista. ¿Volveremos a la situación de los 90’s donde se editaban guías de naturaleza y “Rutas ecológicas de Getafe”? ¿Se restaurarán espacios naturales como en aquel entonces? ¿Percibiremos esta primavera olores que nos recuerden al Colectivo Educativo APACHAS y su enorme trabajo con la conservación y educación ambiental en nuestra ciudad? Hay algo que queda patente, nos hemos acabado acostumbrando a un flashback constante que nos dificulta mucho disfrutar de lo que hoy tenemos, sean necesarias o no actuaciones considerables y reales.

Cuando simplemente mencionamos el nombre de ciertos espacios naturales de nuestro municipio enseguida sale lo de siempre: sitio abandonado, está hecho un asco, no lo cuidan… no hay nada. Realmente nos sorprende mucho, primero porque esas personas tienen razón, segundo porque al mismo tiempo no la tienen. Un tratamiento tan simple de la problemática solo ha conseguido esconder muchas cosas que realmente suponen un impacto negativo, al mismo tiempo que ha difuminado valores destacables que hay que potenciar porque siguen vigentes y son parte de nuestro patrimonio. Además, si no vemos naturaleza en estos parajes, se nos va a dificultar mucho verla en lugares donde también la hay, pero es menos evidente.

Quienes vamos con la idea de disfrutar de nuestra naturaleza simplemente hacemos eso, disfrutarla. Se da el caso que, entre vías del AVE, autovías, urbanizaciones, el Cerro de los Ángeles y un polígono industrial (que va a crecer) se sigue encontrando un verdadero oasis al que tenemos mucho cariño: las Lagunas de Horna (lagunas de Perales).

Ya hemos mencionado con anterioridad a APACHAS, quienes desarrollaron una labor importantísima en este espacio. Dentro de ese necesario trabajo, acertaron poniendo nombre a cada una de las 4 lagunas (hoy solo 1 con agua permanente): la laguna del Ánade, laguna del Carrizo, laguna de Drenaje y laguna Temporal. Al lector que no conozca la zona, al oír hablar de lagunas, se le vendrán a la cabeza grandes bandadas de patos, garzas, peces… Lo cierto es que la relevancia de un espacio como este, pequeño o de mediano tamaño, reside en las pequeñas cosas.

Podríamos hablar de anfibios como Ranas y Sapos comunes que eran abundantes, pero por ahora tenemos escasa constancia de su presencia. Nuestras labores de seguimiento y monitorización han dado con una grata sorpresa, ya que este año ha sido el oasis de los Sapos corredores. Si unimos los datos de plataformas de ciencia ciudadana como iNaturalist y eBird, podemos ver que más de 100 especies de aves, entre Gavilanes, Abejarucos, Zorzales, Papamoscas, Chotacabras… se dan cita en las lagunas. Muchas de ellas tienen figuras de protección, otras están recogidas en el Libro Rojo de las Aves de España redactado por SEO-Birdlife, como el Alcaudón real o el Escribano palustre (En Peligro de Extinción). Como uno de los tantos conejos que habitan la zona, damos un salto a los mamíferos ya que, además de éstos, hay liebres, Zorro, Turón, Erizo europeo o Lirón careto.

Entre la herpetofauna, sin quitar importancia a lagartijas y salamanquesas, la especie más destacable es la Culebra de escalera, si bien APACHAS mencionaba también a la Culebra bastarda y el Lagarto ocelado. Las propias lagunas son zonas donde se desarrollan varias especies de libélulas e insectos acuáticos. En las zonas más “desérticas”, mariposas, hormigas león y escorpiones/alacranes son los protagonistas. Merecen mención aparte las comunidades de líquenes (costra biológica), plantas realmente adaptadas a los yesos como el Esparto o el Tomillo, junto a otras especies autóctonas procedentes de las antiguas reforestaciones.

¿De verdad no hay nada? Dicho esto, rehacemos el titular: Especies protegidas y espacios a proteger… y valorar, por tod@s. Es muy frustrante ver que, al impacto más evidente por la falta real de conservación, como son los escombros y los vertidos, se le suman muchos otros que pasan desapercibidos como decíamos líneas más arriba. Desde pesca ilegal, mascotas sueltas sin vigilancia o incluso abandonadas (algunas especies exóticas invasoras), “encuentros casuales”, botellones y música a todo volumen, hasta cosas tan simples como no guardar silencio o saber por donde transitar, para no causar molestias.

La intervención actual de la Comunidad de Madrid y posteriormente del Ayuntamiento de Getafe, parece que va a retornarnos lo que nunca debimos perder: la única reserva natural integral de toda nuestra ciudad. Lugar de visitas guiadas controladas, con mucha educación ambiental, participación ciudadana, ciencia y mucha, mucha, naturaleza.

Cristian G.B. y el equipo de ASBioGetafe.

 Asociación para el Seguimiento de la Biodiversidad de Getafe (AsBioGetafe)

Un comentario en «Especies protegidas y espacios a proteger»

  • el 30 mayo 2022 a las 13:33
    Enlace permanente

    Muchas gracias a ASBIO GETAFE por poner en este hermoso artículo la más genuina muestra de interés, investigación y documentación sobre nuestras Lagunas de Horna. Espero y comparto con ellos la idea de poder volver a disfrutar desde el respeto y el cuidado proactivo, de este inigualable lugar.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *