Más de 50.000 personas exhiben en Madrid el orgullo de la clase trabajadora

En la manifestación del 1º de Mayo, celebrada este año con el lema “La solución: subir los salarios, contener los precios, más igualdad”

GETAFE / 03 MAYO 2022/.- En la marcha de Madrid, en un ambiente festivo y reivindicativo, se pudieron ver las pancartas, las banderas y los uniformes de trabajadores y trabajadoras de empresas y sectores como Schneider, Prodelivery, limpieza, recogida de residuos, hospedaje, empleadas de hogar o los y las jóvenes de CCOO, entre otros muchos.

Al término de la manifestación, sobre el escenario, entre gritos de “Que viva la lucha de la clase obrera” y “El pueblo unido jamás será vencido”, se produjeron los habituales discursos de los líderes sindicales de CCOO y UGT, introducidos por Javier Barrio y Beatriz Chicote. En su intervención, la secretaria general de CCOO de Madrid, Paloma López, cargó en primer lugar contra los gobiernos de la Comunidad y de la ciudad de Madrid, que comparten un modelo basado en la apuesta por el desmantelamiento de lo público y de lo colectivo.

Las consecuencias de este modelo son el incremento de la desigualdad y un reforzamiento del discurso de la extrema derecha. «Un gobierno madrileño cuyo portavoz Enrique Ossorio», recordó Paloma López, «ridiculiza a las personas pobres y cuya presidenta Isabel Díaz Ayuso cuestiona la profesionalidad de los y las profesionales de la Atención Primaria sanitaria.» “No tienen vergüenza”, resumió la responsable sindical, que explicó que frente a este modelo neoliberal los sindicatos oponen un modelo que apuesta por lo colectivo y por la defensa de las personas trabajadoras. Paloma López tuvo también palabras para la patronal madrileña, que debe desbloquear la negociación de los convenios colectivos: «Si no se atienden las demandas sindicales, que no haya ninguna duda, habrá una escalada en la movilización.»

En el lado bueno de la Historia

Las últimas palabras fueron para, en el 1º de Mayo, en su día, reivindicar a las personas trabajadoras, que son las que generan la riqueza, y a sus legítimos representantes, que se han convertido en blanco de los ataques de la extrema derecha, lo que demuestra que no son irrelevantes en absoluto porque “donde hay sindicatos hay derechos”. “Es un día para sentirse orgulloso de lo que somos. Estamos en el lado bueno de la Historia”, proclamó la secretaria general de CCOO de Madrid.

En su turno, el secretario general confederal de CCOO, Unai Sordo, valoró que se pudiera salir a la calle con normalidad en el 1º de Mayo tras dos años “durísimos”, a continuación recordó a las personas trabajadoras de Ucrania y a todas las que sufren conflictos en cualquier parte del mundo, sin olvidarse de Juan Diego, que nos ha dejado recientemente y que representa la cultura que vive al lado de su pueblo.

Sordo defendió el diálogo social, que, entre otros logros, ha evitado la pérdida de 3,5 millones de puestos de trabajo y la desaparición de decenas de miles de empresas. Sin embargo, los sindicatos señalan que «ahora los empresarios no van por el mismo camino de cooperación cuando tratan de mantener sus márgenes de beneficios y repercuten en los precios, y por tanto en los bolsillos de las personas trabajadoras, el incremento de los costes energéticos.»

Dar la batalla en la negociación colectiva

CCOO y UGT tienen claro que las personas trabajadoras no pueden volver a perder poder adquisitivo, por eso, proponen una subida salarial que incluye cláusulas de revisión salarial. Sordo advirtió de que si no hay acuerdo de salarios habrá que ir a un “tensionamiento de la negociación colectiva”.

“Vamos a dar la batalla”, aseguró Unai Sordo, que ante el peligro de formación de gobiernos con fuerzas políticas profundamente reaccionarias, que amenaza la calidad democrática, lo que hay que hacer es reconstruir el contrato social y cohesionar la sociedad para “ofrecer certezas a la gente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *