VOX provoca el cierre de la facultad.

Cuando la extrema derecha impone sus intereses al cumplimiento razonable de la ley.

GETAFE / 01 ABRIL 2022/.- El partido de ultraderecha, VOX, ha querido asaltar una universidad. Y no lo digo yo, lo dicen ellos, bajo la premisa e inocente intención de: “reconquistar la cultura” de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. 

Sin embargo, el acto ha sido rechazado por la facultad. 

“Es censura” rechazan desde la ultraderecha. 

“Es igualdad”, clama la facultad y el colectivo estudiantil. 

Cómo dicen: dato, mata relato. 

Y aquí nos vamos al dato: el 30 de marzo aparece reservada un aula en dicha facultad, a nombre de un profesor con el motivo: “uso personal”. Ese mismo día se anuncia a bombo y platillo que VOX va a ir a esa facultad, a la sala reservada por ese profesor. 

Saltan las alarmas entre el alumnado. Y no solo entre el alumnado, Decanato siente que ha pasado algo, puesto que una plataforma que no está registrada en la facultad como asociación tiene previsto dar un charla bajo el inocente lema de “reconquistar la cultura.”

La cuestión es clara: hay quienes solo saben actuar al margen de la ley. 

Puesto que cuando haces una reserva de espacio público tienes que dejar claro y especificar cuál es la finalidad de la reserva de dicho espacio, y en esta ocasión no lo era, así lo señalan desde la facultad: “la reserva del espacio fue realizada de forma individual por un profesor de la Facultad, quien no informó en ningún momento de la naturaleza del acto a la autoridad académica ni a los órganos de Gobierno de la Facultad, tampoco siguió el protocolo previsto para la convocatoria de este tipo de eventos.” 

Y aquí ya tienen montado su relato, parece que ellos en una explicación dentro de la legalidad no la entienden. No deben de ir bien en comprensión lectora. O quizás sí que saben leer, pero nos toman como auténticos analfabetos sin capacidad de investigar, leer y descubrir la verdad.

Poco tardó el señor Smith en soltar su “bofetón” a la realidad de los hechos. Tachando que esta actuación del equipo decanal es: “prevaricación y totalitarismo.” 

Pues siento decirles, señores de VOX, que la ley es para todos, la misma. Y que si ustedes no están de acuerdo con la ley, ni con la igualdad bajo las premisas legales que rigen la sociedad democrático. Siento decirles: que no son demócratas. 

No debería de haber espacio público para personas que buscan saltarse la legalidad, cubrir de mentiras, ocultarse. El ocultismo, la falacia, la a-legalidad no son principios democráticos, pero si son la seña de identidad de la ultraderecha, VOX lo ha usado ahora con este acto, queriendo manchar la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología con algo que no es, pero también lo hizo el PP con la Ley Ómnibus. 

Se hace imprescindible buscar el dato y dar la vuelta al relato. Dejar de ver sólo una parte del discurso y ver cómo se construye lo que nos dicen. Pues está claro, si te cuentan la mitad de la historia, si solo escuchas a Ortega Smith, te quedarás con la imagen de que han censurado, pero si te vas a la cronología, a los datos, comprenderás que no es censura. 

Finalmente, la Facultad se ha visto en la obligación de cerrar sus puertas y cancelar su actividad lectiva, dado que la seguridad del edificio, de las y los estudiantes, de las y los trabajadoras, e incluido, la seguridad de la Decana, que ha sido señalada durante todo el día, estaba en peligro. 

Y esto es lo que quería VOX. No nos mintamos más, no miremos hacía otro lado, la extrema derecha, el fascismo renovado, no quiere espacios donde se impulse el pensamiento libre y la reflexión crítica, no quiere espacios para el diálogo entendido. Quiere espacios de imposición, imposición de su pensamiento, pues no conciben otro tipo de pensar. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *