Personas necesarias: Hipólito

Hipólito Rodríguez López nació al inicio de la década de los 40 del pasado siglo en el municipio de Manzaneque (Toledo)

GETAFE / 25 MARZO 2022/.- El protagonista de nuestro reportaje, Hipólito Rodríguez López, nació al inicio de la década de los 40 del pasado siglo, en el municipio de Manzaneque (Toledo). Hipólito es un veterano militante de la izquierda de Getafe. Forma parte de una generación forjada en la época más dura de la posguerra y avezada en la eterna lucha por un mundo mejor.

En 1963, después de cumplir el servicio militar, llegó a Getafe, dónde se inició en albañilería, recalando un año más tarde en Kelvinator.

Mientras el crecimiento de la ciudad resultaba imparable por el asentamiento de buen número de fábricas y talleres auxiliares, los obreros se enfrentaban a pésimas condiciones laborales: empleos temporales y salarios bajos. Lo que se tradujo en el incremento de la demanda de derechos y libertades. Pero, según Hipólito, la dictadura lo interpretó como una pérdida del control de la sociedad y endureció la mano, especialmente entre los trabajadores.

En 1968, el ministro de Trabajo declaró ilegales a las Comisiones Obreras, donde militaba Hipólito. La consecuencia fue la pérdida del puesto de trabajo, aunque en otros casos el resultado fue el encarcelamiento de un gran número de sindicalistas. En Getafe, la Brigada Político Social intervino en las fábricas, en Kelvinator, por ejemplo, 18 de sus compañeros fueron despedidos.

Hipólito cuenta que, en los años 70, las movilizaciones por temas laborales se incrementaron, desembocando, a mediados de la década, en huelgas y paros por motivos políticos y en demanda de democracia. Las grandes fábricas de Madrid, incluida Getafe, se paralizaron en 1976, bajo las reclamas obreras de derechos y libertades democráticas.

En la consolidación democrática, superados los años de transición e incertidumbre, Hipólito, junto a sus camaradas del Partido Comunista, participaron en las campañas electorales.

En 1979, se celebraron las primeras elecciones municipales, después de la Guerra Civil. En estos comicios, la izquierda obtuvo unos excelentes resultados en Getafe, el Partido Comunista quedó segundo, pero por un estrecho margen de votos. Un resultado considerado algo decepcionante, en función del costoso esfuerzo y sacrificio que los comunistas habían realizado por la democracia.

En cuanto a la economía, se produce una saturación del mercado de electrodomésticos y la proliferación de marcas provoca en Kelvinator una deuda insostenible que, en 1981, desemboca en un despido masivo alcanzando a Hipólito. Tres años más tarde la empresa cerró definitivamente. España atisbaba la entrada en el Mercado Común Europeo: muchas industrias desaparecieron y otras se reconvirtieron.

La llegada de la burbuja inmobiliaria en 2007 supuso un fuerte golpe para gran parte de la población, a la cual, la crisis dejó sin ingresos. En este año Hipólito participaba activamente en la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca), clamando por la injusticia que significa que cientos de miles de familias sean desahuciadas de sus viviendas sin recibir apoyo por parte de los gobiernos.

En una reflexión sobre la actual situación en Getafe, Hipólito echa de menos una mayor apuesta del Ayuntamiento por la reconversión peatonal de ciertas zonas y por una mayor promoción del transporte público. Haciendo una valoración general, Hipólito entiende que, en los últimos 50 años la enseñanza ha dado un paso de gigante, aunque se muestra contrario al frenazo impuesto a la educación pública que considera el mejor sistema para alcanzar la igualdad de oportunidades en la sociedad.

Este veterano comunista, actualmente militante de Podemos, mantiene sus convicciones sociales de solidaridad y justicia, a pesar de la incomprensión de cierta gente que parece añorar los tiempos oscuros de la dictadura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *