Nace Coleman, la editorial de los talentos ocultos

Los escritores Adolfo Gilaberte y Rafael León lanzan el sello de la E invertida con el fin de descubrir y apoyar a nuevos creadores

GETAFE / 23 MARZO 2022/.-El poeta argentino Oliverio Girondo sentenció que un libro debe construirse como un reloj y venderse como un salchichón. Y Coleman Ediciones no pretende contradecir a uno de los máximos exponentes del vanguardismo de primeros del siglo XX. Esta frase recoge la esencia de este nuevo sello editorial creado por los escritores afincados en Getafe, Adolfo Gilaberte y Rafael León, dos emprendedores que decidieron, tras muchas horas de reflexión y no menos chupitos de tequila, lanzarse a apoyar a creadores que tienen grandes obras guardadas en un cajón. Su palabra talismán, que repiten como un mantra, es ilusión, pero también el buen hacer (una cuidada edición como el engranaje de un reloj) y una amplia distribución (como la venta de embutidos). 

Los dos editores son socios y amigos. Quedan para charlar y tomar una cerveza, pero inmediatamente, ya se anuncie una nueva ola pandémica o el enésimo conflicto bélico, ellos dan la espalda al resto de los contertulios y comienzan a debatir de diseños, entrelineado, tipos de letra, calidad de papel o si la portada del libro en ciernes destaca más en rojo carmesí o en amarillo mostaza. Para ambos, un libro es como la alta cocina: el sabor es la esencia, pero la presentación también puede poner y quitar estrellas Michelin. Y todo este laborioso cuidado ya lo han demostrado con la exquisita publicación de Cuentos Voraces, una recopilación de diecisiete relatos narrados por los alumnos de Gilaberte dentro de la Escuela de Escritores, la novela Cuando aparece el olvido, de Chelo Puente, el libro de poemas De la Lavadora de Marcos Sanz de la Rosa o  un nombre en la canícula de Fernando J.L Monterrubio,

Socios, amigos y complementarios. Gilaberte, profesor y coordinador de la sede de la Escuela de Escritores en Getafe se ocupa de la tarea más creativa, mientras León, informático de profesión, asume las labores técnicas. De nuevo el engranaje del reloj. 

LA IMPORTANCIA DE LA E INVERTIDA

Una E invertida es el distintivo de la editorial, un emblema que luce con orgullo en portada y lomo de cada publicación. Entre risas ambos imaginan cómo quedaría editado un libro de Pérez Reverte. “Tendríamos que negarnos porque no renunciamos a poner la E al revés, y ahí sería excesivo. Una pena”, ironizan. Esperan que esa E se haga un hueco en las librerías, pero siempre que predomine la calidad literaria.

Ninguno de los dos editores cree que su nueva trayectoria sea un disparate y, aunque ambos asumen la dificultad que conlleva el arranque de una empresa, están convencidos de que su ilusión equilibra la balanza. Y por supuesto, la experiencia. Ambos, como novelistas, ya han bregado en numerosas ocasiones con editoriales, y saben bien lo que un escritor quiere y desea cuando deja su texto en manos ajenas.  Adolfo Gilaberte es autor de las novelas Ezequiel y Coleman, (personaje que da origen al nombre de esta editorial) y Rafael León saltó al mundo de la ficción con la trilogía Las aventuras del Pollo Guerrero bajo el seudónimo de Noel Farawel.

Conscientes de todos los escollos que hay que esquivar hasta que una novela llega a los lectores, se comprometen a acompañar al artista desde el principio al fin. Apuestan por trabajar codo con codo en la presentación de la obra, su divulgación y posterior distribución. “Nuestro compromiso con los escritores es real y no les vamos a dejar solos”, señala León. “Nos aseguramos de que cada texto que publiquemos, el lector pueda encontrarlo en cualquier librería de España, al margen de poder comprarlo on line”, añade Gilaberte.  

El propósito de Coleman Ediciones también es crear a medio plazo un catálogo editorial amplio comprometido con la diversidad y la divulgación cultural. De momento ya están trabajando en la reedición de una amplia colección de textos pedagógicos de la mano del M.C.E.P. (Movimiento Cooperativo Escuela Popular) con la publicación de El li(br)o de un maestro algo fre(i)nético de José Luis Alonso Sánchez.

Pilar Arroyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *