Guerra en Ucrania

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha hecho saltar las alarmas del miedo ante las amenazas de Vladimir Putin.

GETAFE / 22 MARZO 2022/.-La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha hecho saltar las alarmas del miedo ante las amenazas que Vladimir Putin ha aireado en el caso de que no se cumplan sus exigencias, las cuales compendia en torno a la seguridad de Rusia. 

Hablamos de una gran potencia militar que custodia la mitad de las bombas nucleares del planeta. Suficientes para hacer desaparecer cualquier rastro de vida inteligente de nuestro pequeño mundo. 

Ante esta provocación, la Unión Europea – de la mano de EE. UU. y la OTAN – ha reaccionado con medidas económicas que afectan drásticamente a los intereses rusos y con un medido apoyo militar a Ucrania con el fin de contener al ejército invasor en, lo que se prevé, una guerra de desgaste que pondría en evidencia las limitaciones del ejército ruso.

La ONU, en una Asamblea General extraordinaria, ha exigido que Rusia “deje inmediatamente de recurrir al uso de la fuerza contra Ucrania (…) y retire inmediata, completamente y sin condiciones todas sus fuerzas militares”. Entre tanto, la diplomacia y la política juegan sus bazas entre bastidores para que las partes logren un acuerdo que contenga las exigencias de Rusia. 

Paralelamente, el ejército ruso continúa bombardeando instalaciones militares, áreas de comunicaciones, infraestructuras, servicios públicos, y edificios civiles.

Dos semanas después de la invasión, dos millones y medio de civiles han salido del país y varios cientos de miles se encuentran en zonas de guerra intentando ponerse a salvo. Las víctimas mortales se cuentan por miles. 

En Getafe, aproximadamente, tienen su residencia unas 1.300 personas ucranianas, con quienes nos solidarizamos en estos momentos tan trágicos para su país y sus familias. Desde esta columna, hacemos un llamamiento a nuestras vecinas y vecinos para apoyar el envío o adquisición de material útil que alivie las carencias de la población. 

Eloy Galván

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *