«Getafe fue pionera en poner a una mujer como Rosa Roldan al frente del área de Urbanismo.»

Se puso de manifiesto no solo la evidente minoría del número de mujeres en cargos de representación, sino que, además, las responsabilidades institucionales se dividían en función del género.

GETAFE / 31 ENERO 2022/.- El pasado jueves 27 de enero, la Asociación de Amigos del Museo de Getafe organizó un interesante coloquio, dentro de las denominadas “Charlas del Museo”, en torno al papel de las mujeres en los Ayuntamientos democráticos que surgieron en 1979 tras la dictadura franquista.

El acto estuvo presentado por la Alcaldesa, Sara Hernández, y contó con la presencia de Carmen Ferrero Torres, concejala del PSOE en la primera corporación municipal surgida de la democracia.

En esa primera corporación solo había dos mujeres: la concejala del PCE, Rosa Roldán, y ella.

Carmen comenzó su intervención recordando esos primeros momentos de la democracia recién estrenada en nuestros municipios y como habían cambiado algunas cosas, y otras, no tanto.

Con respecto al papel de la mujer en esa época, se puso de manifiesto no solo la evidente minoría del número de mujeres en cargos de representación, sino que, además, las responsabilidades institucionales se dividían en función del género. Así, habría unas responsabilidades “de mujeres” ( servicios sociales, educación, etc.) y otras “de hombres” ( hacienda, patrimonio, etc.). Por eso es de reivindicar que en Getafe contáramos con Rosa Roldán como la primera concejala de Urbanismo de la democracia.

Sin embrago, tal y como declaró la propia Carmen: “todo lo que no avanza, retrocede” , refiriéndose a la lucha por la igualdad femenina, ya que, aún a día de hoy, solo el 22% de las alcaldías de nuestro país están lideradas por mujeres y, además, estamos viendo como derechos conquistados años atrás se están poniendo en entredicho, sobre todo por parte de ciertas formaciones políticas.

La otra parte de la intervención se centró en las dificultades y anécdotas de esos primeros ayuntamientos democráticos, donde estaba todo por hacer. Contaba Carmen que tenía todo el mundo muy claro en aquella época lo que no se quería hacer, pero no existían referentes sobre lo que sí se quería hacer. Algo parecido a lo que les pasó a muchas personas que entraron en las instituciones hace unos años, en los denominados municipios del cambio, surgidos en su mayoría nuevas formaciones políticas y formados por gente sin apenas experiencia política previa.

Contaba como estaba todo por hacer, que hacía falta ambulatorios, colegios, centros cívicos… y como el Ayuntamiento de Getafe de entonces contaba con un presupuesto total de 400.000 pesetas.

Contaba, además, como se puso el énfasis en el contacto con la ciudadanía y en que las cosas se hiciesen, aunque no se enterara nadie. Algo, a juicio de Carmen, que choca con la política actual donde “el titular tiene más importancia que la acción”.

Ante la pregunta de cómo se conseguía conciliar vida familiar con la actividad política, Carmen respondió de forma sincera: “Pues no sé cómo se hizo…pero se hizo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *