CCOO alerta de los problemas de salud mental del alumnado.

El sindicato acusa al Gobierno de Ayuso de haber planificado el curso escolar “como si no hubiera pandemia”.

GETAFE / 17 ENERO 2022/.- La Asociación de Directores de Institutos de Madrid (Adimad) acaba de hacer públicos los datos sobre el aumentos de los casos de autolesiones entre el alumnado de Secundaria (más de 200 desde el inicio del curso) coinciden con los recabados por la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid.

La secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid, Isabel Galvín, ha indicado que “el sindicato tiene constancia del aumentado exponencial de la apertura de protocolos de suicidio, aunque los centros nos piden privacidad”, y añade que “estas cifras son sólo la punta del iceberg, ya que apenas un tercio de los casos de autolesiones acaban en apertura de dicho protocolo”. Subraya, además; “el incremento durante la pandemia de los problemas emocionales en general entre el alumnado y de los trastornos alimenticios y de la ansiedad.”

La Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid advierte que “los centros educativos se enfrentan a una situación de emergencia absoluta porque la salud mental y el bienestar de nuestros adolescentes está muy afectado por las distintas fases de la pandemia que estamos viviendo y pide a las consejerías de Educación y Sanidad que se coordinen e intervengan de inmediato.”

En este sentido, denuncia que “a pesar de que la pandemia va a cumplir dos años y se desconoce cuándo puede remitir, los centros educativos madrileños carecen de los recursos humanos necesarios para hacer frente a este grave problema de salud mental que va in crescendo.”

Señala que “hay un plan en marcha coordinado por grandes profesionales pero es absolutamente insuficiente.”

CCOO, por ello, proponereforzar y ampliar el programa de apoyo en los centros educativos con unidades de psicólogos en cada una de las Direcciones Territoriales según el número de alumnado, y el de determinados perfiles, como el de psicología especifica infarto-juvenil.” Además, creen necesario “ampliar la plantilla de orientadores, de PTSC (profesorado técnico de Servicios a la Comunidad) e Integradores Sociales.” Consideran que “todos los Centros de Secundaria tendrían que tener el segundo orientador y ampliar al tercer orientador en aquellos centros con alumnado con especiales dificultades.”

Según CCOO, “la Consejería de Educación ha planificado este curso como si no hubiera pandemia, desmantelando todas las medidas que apoyaban al alumnado y recortando plantillas, y una de las consecuencias de esta política es que el bienestar emocional, la salud, incluso la vida de nuestros jóvenes, están en riesgo.” Señalan que “es urgente la bajada de ratio en las aulas y menos ratio también para orientadores, en PTSC e Integradores Sociales. Si la Consejería no toma estas medidas la salud mental del alumnado se encamina a la deriva”.

El sindicato recuerda que el curso pasado algunos centros públicos usaron “los fondos del Programa PROA+, en el marco del Mecanismo de Recuperación, Transformación y Resiliencia, para contratar un psicólogo.” Señalando que este año “la Dirección General de Secundaria lo ha prohibido”, pero aunque lo autorice, CCOO recuerda “que sólo unos pocos centros pertenecen a este programa y es evidente que todos los institutos sin excepción necesitan especialistas en salud mental”.

CCOO también señala que “se requiere apoyo para los equipos docentes y los directivos y para todos los profesionales que trabajan en primera linea en la atención a este problema.” Demandan formación y, sobre todo, “apoyo institucional con los recursos humanos y materiales necesarios, así como con la adaptación de los protocolos, la agilidad y la reducción de burocracia.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *