Som Energía

Una cooperativa de energía renovable

GETAFE / 21 DICIEMBRE 2021/.- Decía Eduardo Galeano que “gente pequeña en sitios pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”.
Seguro que cuando te llega la factura de la electricidad te preguntas “¿cómo es que cada vez pago más?”, “¿adónde se está yendo mi dinero?” “¿cómo es que, siendo un sector estratégico liberalizado para una mayor competencia y menores precios, después de veinte años la actividad sigue controlada por solo unas pocas empresas?”
Si yo no quiero esta situación, ¿qué puedo hacer para evitarlo? ¿cómo puedo escapar de este oligopolio energético?
Lo primero de todo es entender cómo está formado el sector energético.
De forma resumida, la actividad de este sector está dividida en 4 bloques principales:
El productor que genera la energía a través de centrales térmicas, hidroeléctricas, centrales de carbón, eólicas, fotovoltaicas…
El transporte en alta tensión que pertenece a una empresa semi pública llamada Red Eléctrica Española (REE), que no está liberalizada y es la encargada de enviar la energía a las zonas del país donde exista demanda de energía;
La distribución en media y baja tensión, que son aquellas empresas que llevan la electricidad hasta tu casa y no podemos decidir sobre ello y tu vivienda cae en el territorio que te corresponda.
La comercialización, realizada por la empresa a quien compras los kwh y que es la responsable de emitir la factura, recaudar el dinero y entregarlo a cada uno de los actores anteriores.

De todos estos actores, las personas consumidoras (nosotras), sólo podemos elegir a quién compramos la energía, es decir, a qué comercializadora contratamos. Tiene cierta lógica porque imaginemos cómo sería la maraña de cables si cada compañía tuviera su propia red.
Pero, si podemos “elegir” a quién le compramos la energía, ¿podremos elegir también como queremos que produzca la energía que utilizamos?, ¿se puede hacer éso? Si, eligiendo una comercializadora que suministre energía 100% renovable.
Existen alrededor de 630 comercializadoras en España; algunas son municipales, otras son empresas S.L., o S.A…. pero no todas comercializan energía verde. Sólo pueden indicarlo en su factura aquellas que realmente lo hacen, y es la CNMC quien se encarga de asegurar que toda la energía que vendió la comercializadora el año anterior se encuentra respaldada por certificados de producción que emiten los productores de energía verde.
Ahora que ya tenemos más claro cómo queremos que sea el origen de mi energía, ¿puedo exigir algo más a la hora de contratar la luz? Claro que sí. Y, dependiendo de la forma en la que adquiramos la electricidad, así elegiremos el modelo económico que queremos apoyar.
Podemos comprar la energía a una empresa con capital extranjero y un accionariado cuyo objetivo sea obtener el máximo beneficio a costa de sus clientes, ya que son los inversores los que controlan la compañía. O bien, podemos hacernos socias de una empresa en la que cada persona sea parcialmente dueña de su propia compañía energética. En la que, cada una tenga un voto con el mismo peso y valor que el resto. A este modelo le denominamos cooperativa de consumo energética.
Aun así, hay cooperativas que pueden optar por conseguir un determinado provecho. Es decir, si se obtuvieran beneficios se procedería a repartirlos entre los socios. Esta situación podría dar lugar a movimientos especulativos ya que existiría la posibilidad de maximizar el beneficio a costa de aquellos usuarios que no fueran socios.
Para superar esta situación, existen también cooperativas de energía renovable sin ánimo de lucro, que reinvierten el posible beneficio en la propia cooperativa como, por ejemplo, en proyectos de generación, con la tranquilidad de que nunca repartirán dividendos entre los socios.
Aunque el listado de cooperativas de energía renovable es amplio, hoy queremos destacar a la precursora de este movimiento en España: SOM ENERGIA. Constituida en Gerona en 2010 como un proyecto de participación ciudadana alternativo al modelo energético existente, esta cooperativa de consumo y producción de energía 100% renovable y certificada tiene el objetivo de poner el sector energético en manos de la ciudadanía, generando impacto social y económico. En la actualidad cuenta con 75.000 socios, más de 130.000 contratos y una decena de centrales propias que producen 24,7 GWh/año de energía eléctrica verde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *