Comunidad de Madrid, los peores servicios sociales de toda España

Los datos de la Asociación de directores y gerentes de Servicios Sociales lo demuestran

GETAFE/ 09 OCTUBRE 2021/. Un año más, como se viene repitiendo a lo largo de toda la última década, la Comunidad de Madrid vuelve a ostentar el farolillo rojo de la inversión social. Esto es aún más grave durante una crisis económica y social derivada de la pandemia que arroja números preocupantes. Madrid en la última década ha reducido en 27 euros por habitante el dinero que destina a políticas sociales aquí englobamos las inversiones en Educación, Sanidad y Servicios Sociales, las tres principales competencias autonómicas.

Si a esto le añadimos que en el ámbito específico de los propios Servicios Sociales la media madrileña (274,87 euro por habitante año) , siendo la región más rica de España, se encuentra por debajo de la media nacional (309,44 euro por habitante año) demuestra el desinterés de los continuos gobiernos del Partido Popular de solventar la enorme desigualdad de nuestra región. Según el último informe FOESSA de Cáritas en la Comunidad de Madrid, la desigualdad entre el 20% más rico y el 20% más pobre es la más alta de España. 

La prestación de los servicios sociales es una competencia autonómica tras la modificación con la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración  del artículo 27 de la ley de Bases de Régimen Local que puede ser delegar en los Ayuntamientos “por un periodo estable temporal que no podrá ser inferior a 5 años; acompañada de la correspondiente dotación presupuestaria; con una cobertura del 100% del coste del servicio;y su cobro deberá estar garantizado”. Algo que no sucede en la Comunidad de Madrid donde los Ayuntamientos están aportando recursos económicos para la financiación de un servicio que no les corresponde. La renovación de los convenios firmados en 2019 para el ejercicio 2020 se han mantenido en las mismas cantidades pese a la emergencia social.

Un simple vistazo al mapa que anualmente publica la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales de niveles de inversión en servicios sociales sitúa a la inmensa mayoría de los Ayuntamientos madrileños en niveles de pobres o muy pobres, a excepción de la capital por sus excepcionales condiciones. Algo que no sucede ni en Andalucía o Cataluña sin ir más lejos donde el modelo descentralizador sí se está cumpliendo. 

La apuesta del Partido Popular por fomentar la desigualdad para beneficiar la explotación de las trabajadoras y trabajadores madrileños es una evidencia que no debemos permitir, mientras se perdonan mil millones de euros anuales a los patrimonios de más de 2,7 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *