Los niños y niñas del Miguel de Cervantes volverán a empezar el curso entre obras

El modelo de construcción por fases implementado por los gobiernos del Partido Popular desde hace veinte años provoca la carencia de instalaciones educativas en la ciudad.

GETAFE/ 27 AGOSTO 2021/. Desde la inauguración del centro educativo en el año 2015, los continuos retrasos en las obras han sido una constante. El AMPA del colegio Miguel de Cervantes ha protagonizado varias movilizaciones en los últimos cuatro años contra la construcción por fases y presentó un recurso de alzada a la Comunidad de Madrid por incumplimiento del Real Decreto de requisitos mínimos para el funcionamiento de centros educativos, como paso previo al contencioso administrativo, por el retraso en las obras de ampliación.

La Comunidad de Madrid adjudicó en febrero la ampliación del centro por más de dos millones de euros. Una ampliación que incluye 12 aulas de Primaria, 6 aulas de apoyo, una biblioteca y espacios anexos, y que debería haber comenzado en 2019. 

Siendo el caso del Miguel de Cervantes el caso más paradigmático de la ciudad por la lucha de las madres y padres del AMPA, no es el único en estos momentos en Getafe otra situación paradigmática es el instituto Elisa Soriano Fischer (El Bercial) cuyas obras ni han comenzado.

Es un colegio que es claramente insuficiente para un barrio que según datos extraídos del padrón municipal 322 niños y niñas nacieron en 2017, 337 en 2018 y 204 en 2019. Se trata de un barrio poblado principalmente por parejas jóvenes en el que la natalidad es muy alta. El año pasado recibieron 160 solicitudes para las 100 plazas ofertadas, algo claramente insuficiente. La necesidad de un segundo centro educativo es urgente pero no la única.

Son muchas las madres y padres que ya han comenzado a movilizarse para disponer de un Instituto en el barrio dada que la experiencia sufrida en la gestión de la construcción del Colegio y el paso de los años de niñas y niños que van a finalizar su etapa educativa entre obras sin disponer de un centro de referencia en el barrio al cual acudir. En el mejor de los casos van a vivir todo su desarrollo educativo entre obras y escombros.

Además, cabe destacar que el municipio ostenta graves problemas de escolarización debido a la falta de plazas en varios barrios, lo que provoca que muchas familias deban desplazarse a otros centros para poder matricular a sus hijos. Según la vicepresidenta de la AMPA María Blanchard, “el año pasado más de 100 niños en Getafe se quedaron sin plaza en escuela pública tras haberla solicitado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *