“La música me ha dado más que me ha quitado”

Entrevista a Paco Ortega, cantante, compositor y vecino de Getafe
«Cada cinco o seis años saco al cantante, al autor, al artista que llevo dentro y le ofrezco la oportunidad de liberar un manojo de ideas, un puñado de canciones para mis fieles y, porque no decirlo, sobre todo para mí mismo.

¿Cuándo supiste que la música era tu vida?
Desde muy pequeño sentía fascinación por los artistas, por los músicos, por los grupos. A los 10 años ya tenía una guitarra y hacía mis primeros acordes. Empecé jugando a ser músico y poco a poco el juego se hizo profesión y comencé a sentir la necesidad de expresarme cantando y componiendo; poco a poco el aficionado pasó a ser amateur y el amateur, profesional. Casi todo lo que soy y lo que tengo se lo debo a la música, he dedicado toda mi vida a ella, soy un afortunado, tengo una profesión hermosa y he tenido mucho éxito a lo largo de mi carrera.


¿Qué sientes cuando te das cuenta hasta donde ha llegado tu carrera?
Poco a poco he ido estirando mi carrera sin abandonar la música. Cantante, productor, compositor y autor de cientos de canciones; editor, promotor, dueño de uno de los estudios de grabación más importantes del país. Pero además imparto cursos en universidades e instituciones, hago consultoría, dirijo un festival anual en Úbeda y Madrid que se llama «Flamencos y Mestizos», desarrollo artistas, etc.
Estoy muy agradecido a la vida. Triunfé como compositor, triunfé como cantante con el dúo «Paco Ortega» e Isabel Montero» y después solo como «Paco Ortega» y también como productor: Niña Pastori, Mónica Molina, Manzanita, La Musicalité, Los Chicos del Coro, y muchísimos artistas a los que admiro. La BSO más vendida del cine español es mía: «Sobreviviré» de Albacete y Menkes. ¡Qué más puedo pedir! soy muy hormiguita y cuando miro hacia atrás (ya tengo 63 años) veo que sí, que he hecho muchas cosas y algunas muy hermosas.


¿Cuál ha sido tu aprendizaje?
Aprendo continuamente, todos los días, de cada grabación, de cada artista, de cada experiencia. Mi equipo son personas jóvenes, llenas de ideas y de luz, yo aprendo de ellos y ellos de mi experiencia. A estas alturas soy muy respetado en el sector y procuro estar al día en todo lo relacionado con mi profesión.


¿A qué has tenido que renunciar para llegar hasta donde has llegado?
Pues a pocas cosas. La música me ha dado más que me ha quitado. En ocasiones he sido muy popular y la gente me abordaba todo el rato, pero siempre lo supe gestionar y nunca ha sido un peso para mí. Trabajo mucho, mi cabeza está siempre en modo «on» y en mi etapa de éxito como cantante viajaba muchísimo y veía poco a mis hijos, pero eso ya ha pasado.


¿Qué le pides a la vida?
Salud, vida para vivir. Llega un momento en el que te das cuenta de que lo de vivir no era tan complicado. Se trata de recibir lo que te trae cada día. Lo bueno y lo malo, el llanto y la risa. Hay que abrazar lo hermoso de vivir y ser positivo, ayudar a quienes lo necesitan y disfrutar con lo que hacemos cada día. Recuperar valores como la solidaridad y el amor por las cosas. Nada más…


Próximos proyectos
Pues estoy inmerso en una pléyade de proyectos. Como sabéis dirijo el estudio de grabación con más solera de este país, Musigrama, el único estudio en pie desde los años 70. Dirijo un festival anual de un mes de duración, llamado «Flamencos y Mestizos», en Úbeda, y ya vamos por la V edición. Tengo varios discos pendientes para producir. Doy cursos en la UNED, Tengo empresas de management y de distribución y marketing digital y trabajo como asesor en Carola Morena Waner Music Station Principe Pío, desarrollando proyectos de nuevos artistas. Voy a ser el responsable de programación del centro de ocio más grande de Europa, que se inaugura en septiembre y que se va a llamar Oasiz Madrid.
En Getafe propuse hace años un festival de cine anual interesantísimo, pero en Getafe no contestan. Afortunadamente en Úbeda y San Martín de Valdeiglesias, que son las otras ciudades donde triángulo mi vida, sí me tienen en cuenta. Una salvedad para mis paisanos y vecinos de Getafe, que me quieren y me adoran y me tratan magníficamente. “Cuando hablo del trato que recibo de Getafe me refiero exclusivamente a la corporación”

“Mi refugio en tiempo de pandemia”

He vivido con angustia y miedo, como todo el mundo. Cuando avisaron del confinamiento mi mujer y yo decidimos irnos a la casa que tenemos en el campo, pues allí sería más llevadero, y nos fuimos. Una vez allí nos sentimos mal por estar lejos de nuestros hijos y volvimos el mismo día a Getafe, para estar cerca de ellos. La hemos pasado en el Sector 3 en nuestra casa, viviendo cosas perdidas… Conocernos más, la solidaridad y el contacto con los vecinos, dando tiempo a tantas cosas que teníamos aplazadas. La pandemia también nos ha recordado lo vulnerables que somos y la necesidad de recuperar sensaciones primarias que estábamos perdiendo. No hay mal que por bien no venga.

“Podía contar que lo veo muy bien, pero no es el caso”

No me siento bien tratado como artista que lleva toda la vida en nuestra localidad.
Curiosamente me han tratado mucho peor los gobiernos socialistas que los de derechas. Hace dos años que pedí una cita a la alcaldesa y aún estoy esperando a que me respondan.
Creo que se ha retrocedido muchísimo en la oferta cultural y en la calidad de esta en los últimos años. Hay buenos gestores y buenos trabajadores en la cultura de Getafe (ellos sí me tratan muy bien y me cuidan).

Gran labor la de la directora del García Lorca, pero no tienen nunca los presupuestos necesarios en los plazos y cada vez se mueven más en precario. Podía contar que lo veo todo muy bien pero no es el caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *