El fútbol femenino ha llegado para quedarse

GETAFE/ 30 JUNIO 2021.– La irrupción del fútbol femenino de un tiempo a esta parte es una realidad. La mayor visibilidad que están teniendo las distintas secciones y selecciones a nivel nacional e internacional están sirviendo para poner los cimientos de un deporte que cada vez gana más personas adeptas y que goza, poco a poco, de una creciente audiencia.
Los grandes clubes europeos ya cuentan con secciones femeninas y la Liga Iberdrola, primera división femenina nacional, se asienta con el paso del tiempo como una competición cada vez más atractiva para la aficción del deporte rey. Nombres propios como Megan Rapinoe, Alex Morgan, Jenni Hermoso, Lucy Bronze, Marta o Vero Boquete, por citar solo algunas, son ya referentes para las nuevas generaciones de seguidores y seguidoras.
Espejos en los que se miran las jóvenes futbolistas que aspiran a tomar su relevo y que, también en Getafe, demuestran que el fútbol femenino no es, ni mucho menos, una moda pasajera.
El Club Deportivo Getafe Femenino es un claro ejemplo de ello. Nacido del embrión de la Agrupación Deportiva Alhóndiga y de su apuesta por una sección femenina que llegó a reunir a 90 jugadoras desde alevines hasta la liga nacional, la entidad comenzó a volar por libre en la campaña 2020/2021, creando un nuevo club 100% femenino.
Así nació el Club Deportivo y Escuela de Fútbol Getafe Femenino, con los equipos y jugadoras que anteriormente formaban parte de la AD Alhóndiga, pero con la meta de seguir creciendo y aumentando el número de futbolistas progresivamente.
Con sede y campo de juego en el polideportivo Giner de los Ríos, la entidad apuesta, como ellas mismas definen, por los “valores tradicionales del deporte tales como vida sana y ordenada, compañerismo, esfuerzo, superación, respeto, educación y trabajo en equipo”.
Esta es la base sobre la que sustentan su proyecto, que va más allá de lo deportivo, con el “convencimiento de que cada una de las jugadoras podrá trasladar después fácilmente estos valores y filosofía de vida a cualquier otro ámbito de sus vivencias ya sean familiares, laborales o sociales”.
El club cuenta con un decálogo de normas básicas y fundamentales que apuestan por la educación, el compromiso, la puntualidad, la uniformidad, la comunicación o el respeto, valores que forman parte de la filosofía del club y cuya aplicación ya se ha plasmado en grandes resultados sobre el terreno de juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *