CCOO acata la resolución del TSJM pero considera un «exceso» restringir un derecho fundamental

El sindicato llama a los trabajadores y trabajadoras de la Comunidad de Madrid a concentrarse mañana 8 de marzo, a las 12h, en las puertas de sus centros de trabajo cumpliendo las medidas legales y de seguridad para denunciar las desigualdades que todavía existen en el ámbito laboral y social, y para protestar ante la decisión de la Delegación del Gobierno de prohibir los actos programados para este día.

GETAFE/ 07 MARZO 2021/. CCOO Madrid ha manifestado que acatará la resolución emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que ratifica la prohibición de la realización del acto que, junto a UGT Madrid, habían programado para el lunes 8 de marzo en el marco de las reivindicaciones por el Día Internacional de la Mujer. La secretaria de Organización del sindicato, Paloma Vega, ha valorado esta decisión como un «exceso» que «restringe un derecho fundamental», como es el derecho de reunión y manifestación. 

La dirigente sindical, que ha manifestado la «preocupación» del sindicato por la ratificación de esta decisión por los tribunales, ha aprovechado para exponer sus dudas sobre los verdaderos motivos de la Delegación del Gobierno para denegar actos que estaban «perfectamente convocados y organizados para que no fueran un foco de contagio». Según Vega, con la prohibición de llevar a cabo este acto «se presupone que las medidas de seguridad extras que habíamos previsto para evitar que hubiera algún riesgo para la salud en estos actos, no iban a ser realizadas». 

Como propuesta alternativa a la celebración de los actos prohibidos, desde CCOO Madrid han planteado que todos los trabajadores y trabajadoras de la Comunidad de Madrid mañana, a las 12h, salgan a la puerta de sus centros de trabajo, cumpliendo con las medidas de seguridad y legales, para denunciar las desigualdades que siguen existiendo en el ámbito laboral y social, pero  también «como medida de protesta ante la prohibición de reunirnos y de realizar estos actos».

A juicio de Paloma Vega, mañana será un día «para reivindicar, para dar ejemplo y para demostrar a la Delegación del Gobierno que somos capaces de cumplir todos los aspectos relacionados con la seguridad sanitaria y que eso no impide el ejercicio de nuestros derechos», reclamó.

El pasado viernes, CCOO y UGT Madrid presentaron un recurso ante la jurisdicción contencioso-administrativa para impugnar la prohibición del acto que ambas organizaciones tenían previsto realizar el lunes 8 de marzo bajo el lema «En la igualdad. Ni un paso atrás», y que contaba con todas las medidas de seguridad sanitarias para preservar a los asistentes de riesgos de contagio frente a la COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *