Sobre la Eutanasia

J.L. Melero
Socio de Derecho a Morir Dignamente (DMD)

GETAFE/ 27 FEBRERO.- La ley de eutanasia quedó, hace unos días, prácticamente cerrada con un amplio acuerdo político, a falta de que el Senado la ratifique. Con ello España se sitúa, afortunadamente para muchos y muchas, entre los países del mundo en reconocer este derecho social, según apuntan la gran mayoría de los medios de comunicación.
El apoyo a la ley viene respaldado por el 83% de la población, que incluye tanto personas creyentes como no creyentes.
Etimológicamente eutanasia es “bien morir”; morir, por tanto, sin sufrimiento y dignamente.
Morir con dignidad es vivir con libertad la última etapa de la vida.
Una persona se siente libre cuando puede vivir de acuerdo con sus principios y son respetados sus derechos.
Este nuevo derecho social no obliga a nadie, simplemente está a disposición de quien lo quiera utilizar.
El derecho va a permitir a las personas explicitar anticipadamente, conforme a ley, sus deseos sobre cómo y cuándo se quiere afrontar la muerte, garantizándose su cumplimiento.
Sus deseos quedarán recogidos en el Testamento Vital, también llamado Documento de Instrucciones Previas, al que tendrán acceso las y los profesionales sanitarios encargados de los últimos cuidados.
Todavía en el siglo XXI nos podemos encontrar con personas con mentalidad de siglos pasados, que intentan denigrar este derecho comparándolo, bien consecuencia de su ignorancia o mala intención, a lo que los nazis hacían con los judíos en los campos de concentración.
Entre las muchas diferencias que se pueden encontrar, solo mencionaré una: en la eutanasia se cuenta con la voluntad de la persona (quiere morir), cuestión que no ocurre en el otro caso.
Sería como confundir lo que muchos han llamado un “acto de amor” con lo que es un asesinato.
Harto estoy también de escribir a los medios de comunicación para hacerles saber que, a los animales, sean mascotas o no, en un determinado momento y generalmente por cuestiones de salud, se les sacrifica, nunca se les practica la eutanasia.
Creo que, con todo lo ocurrido hasta ahora, se han dado pasos realmente importantes, aunque quedan otros, relacionados con la implantación de la ley, que no lo son menos.

Para más información:
Correo electrónico: dmdgetefe@derechoamorir.org
Teléfono: 660 198 535

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *