“Si no fuéramos rehenes de un puñado de empresas, nuestra Comunidad podría ser puntera en economía verde”

Entrevista a Jesús Santos, teniente de alcalde de Alcorcón y concejal de servicios, presidente de Esmasa y coordinador de Podemos Comunidad de Madrid

¿En qué situación os habéis encontrado la Mancomunidad del Sur la nueva dirección?

GETAFE/ 27 FEBRERO.- El modelo de residuos basado en vertederos gestionados por un puñado de lobbys empresariales es una bomba ecológica y económica que puede estallar en cualquier momento, pero el PP de la Comunidad de Madrid se niega a pasar página y modernizarlo. Cuando llegamos a la Mancomunidad Sur nos encontramos las duras consecuencias del abandono total al que el Partido Popular había sometido a esta entidad. Por resumirlo: ni había proyectos en marcha, ni se había hecho absolutamente nada para cumplir la ley de residuos regional o avanzar hacia los objetivos europeos en esta materia, que nos obligan a reducir sustancialmente la basura que llevamos al vertedero.
Desde la nueva dirección nos estamos tomando en serio la búsqueda de alternativas para el tratamiento del residuo orgánico y estamos comenzando a sentar la base para impulsar proyectos que aborden su tratamiento, posibilitando así una instalación efectiva del quinto contenedor en los municipios del sur.

“Si Ayuso no hace una inversión pública ambiciosa en salud, puede comprometer la reconstrucción económica de 2021”


Si no fuéramos rehenes de un puñado de empresas, la Comunidad de Madrid podría ser puntera en economía verde. La modernización de la gestión de los residuos es una oportunidad para transformar nuestra región y debemos trabajar, junto a las instituciones y la sociedad civil, para impulsar avances en una dirección que promueva la sostenibilidad, el progreso y la creación de empleo verde en nuestras comarcas.

¿Cuál es la importancia de las empresas públicas en la gestión de residuos?

Las empresas públicas, en especial las de gestión de residuos, son un instrumento fundamental para que las administraciones locales transformen la realidad. Siempre digo que su potencialidad consiste en que dan músculo a las instituciones para poner en marcha diferentes transformaciones, además de permitirnos controlar los procesos, evitando sobrecostes y fraudes, tan frecuentes cuando se subcontratan algunos servicios.
Muchas veces te ves con Ayuntamientos o incluso Gobiernos autonómicos que promulgan leyes, pero luego tienen dificultades para ponerlas en marcha. Tener una sólida y variada red de empresas públicas nos permite impulsar proyectos.
Hoy hablamos, por ejemplo, de los Objetivos de Desarrollo Sostenible contenidos en la Agenda 2030. Muchas veces, con la voluntad o la promulgación de cierta legislación no basta. Las empresas públicas son un actor estratégico para hacer cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible, tanto proponiendo proyectos como apoyando y estimulando a otros actores dispuestos a transformar nuestra comunidad en una dirección sostenible, justa, próspera, feminista y democrática.

¿Cómo valoras la actuación de la Comunidad de Madrid durante la pandemia?

Ahora mismo, invertir en salud es invertir en economía. Creo que lo más importante es que deshagamos ese falso dilema que la derecha política, mediática y cultural de la Comunidad de Madrid ha insertado en el imaginario colectivo para justificar su dejación de funciones respecto a la financiación y el refuerzo de nuestra sanidad pública. No viene una cosa primero y otra después. Es más simple: sin salud no hay economía.

Las empresas públicas son un actor estratégico para hacer cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible”

Si Ayuso no hace una inversión pública ambiciosa en salud puede comprometer la reconstrucción económica de 2021. Lo estamos viendo. Si el sistema sanitario colapsa nos veremos en la obligación de poner más restricciones y esto tendrá un impacto económico muy negativo para miles de negocios y empleos.
Por eso mismo siempre digo que el Gobierno de la Comunidad de Madrid debería ir siempre dos pasos por delante, nunca por detrás de los acontecimientos. Invertir en salud, ahora, aumentando los medios en Atención Primaria y hospitales, doblando la flota de transporte público o multiplicando por diez los rastreadores para contener rebrotes, es la mejor garantía de evitar un descontrol de la tercera ola (o incluso la llegada de una cuarta) y salvar, así, miles de vidas, negocios y empleos.Por desgracia, Ayuso está a otra cosa. Su prioridad ha sido, en todo momento, premiar a empresas amigas, bien mediante pelotazos como el Zendal o bien mediante privatizaciones express para garantizar que los de siempre continúen viviendo a costa del dinero público de todas y todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *