Menos del 30 % de las personas que se dedican a la investigación son mujeres

Según los datos del Ministerio de Educación las mujeres matriculadas en carreras científicas son el 49% pero la mayoría están inscritas en áreas relacionadas con la salud y los cuidados frente a grados más técnicos como las ingenierías o la informática

GETAFE / 11 FEBRERO 2021/ .En un comunicado emitido por la UNESCO con motivo de la celebración hoy 11 de Febrero del Día internacional de la Mujer y la  Niña en la Ciencia expresan que “la crisis de la Covid-19 ha demostrado una vez más el papel fundamental que las mujeres y las niñas desempeñan en la ciencia. Las investigadoras han logrado muchos avances cruciales en la lucha contra la pandemia, que van desde la comprensión del virus y el control de su propagación hasta la elaboración de pruebas de diagnóstico y vacunas”.

“Al mismo tiempo, cada vez queda más patente que la pandemia ha afectado más a las mujeres –en particular las mujeres científicas– que a los hombres, por ejemplo, debido al desequilibrio en la distribución de los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados. Con demasiada frecuencia, las mujeres se encargan de la educación en el hogar,del cuidado de los ancianos y de otras tareas derivadas de la obligación de permanecer en el hogar, a expensas de su propio empleo”.

“Los estereotipos de género y las desigualdades basadas en el género siguen impidiendo a muchas niñas y mujeres emprender y permanecer en carreras científicas en todo el mundo.En la próxima edición del Informe de la UNESCO sobre la Ciencia se muestra que sólo el 33% de los investigadores son mujeres, a pesar de que las mujeres representan el 45% y el 55% de los estudiantes de grado y de máster, respectivamente, y el 44% de los matriculados en programas de doctorado”.

“Tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para superar estas diferencias entre los géneros en la ciencia y luchar contra las normas y los estereotipos que crean y hacen perdurar la idea de que las trayectorias profesionales son limitadas para las niñas en esas disciplinas. Esta tarea reviste aún más urgencia si se tiene en cuenta la escasa representación de las mujeres en esferas fundamentales para el futuro del trabajo, como las energías renovables y los ámbitos digitales, ya que sólo el 3% de las estudiantes de enseñanza superior se decantan por las tecnologías de la información y la comunicación”.

“Necesitamos la ciencia, y la ciencia necesita a las mujeres. No se trata sólo de asumir un compromiso con la igualdad de derechos, sino también de hacer que la ciencia sea más abierta, diversa y eficiente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *