ENTREVISTA/ Sara Hernández: “Alba Leo y yo somos mujeres de palabra y lo que decimos lo cumplimos”

Entrevista a Sara Hernández, alcaldesa de Getafe

Hace doce meses, cuando se firmaba el acuerdo presupuestario para 2020 entre Podemos y el Gobierno del PSOE, nadie podía imaginar el año que se avecinaba. La emergencia sanitaria absorbió todo el foco, pero por detrás se ha ido trabajando en proyectos que van a ir viendo la luz y que ponen el foco en el medioambiente o el empleo. Ahora el horizonte está en 2021.


Si hace un año alguien nos dice que 2020 iba ser así, hubiéramos dicho que estaba loco o loca. ¿Cómo se ha vivido la gestión de la pandemia al frente del Ayuntamiento de Getafe?

Efectivamente. Hace un año estábamos muy ilusionados porque teníamos espacio para desarrollar proyectos y no pensar en los bloqueos como nos pasó la legislatura pasada: teníamos planes para ayudar a nuestras empresas, remodelar nuestros barrios, seguir implantando dotaciones en nuestros territorios… pero pasó lo que nadie hubiera imaginado, el estallido de una pandemia a nivel mundial. Como experiencia personal, y también política, ha sido muy dura: nadie nos dijo cómo se gestionaba una pandemia de estas características; una situación de muerte, de dolor, de sufrimiento… Pero muchas personas mayores me lo dicen: “Hemos salido de otras situaciones Sara, nuestra generación ha vivido momentos muy difíciles, pero con trabajo y sacrificio, lo hemos conseguido”.


¿Cuál fue la prioridad?
El equipo de Gobierno, con mucha colaboración de los grupos municipales, quiso implantar todo un paquete de ayudas sociales para tender la mano a quien perdía su trabajo, a quien estaba afectado por un ERTE, a quien no tenía contrato de trabajo y no tenía para cubrir las las necesidades más básicas de alimento… Me siento muy orgullosa, no como alcaldesa, sino como ciudad. Mis mayores, los anteriores alcaldes Pedro Castro o Jesús Prieto me contaban cómo se fue formando el espíritu crítico, reivindicativo y luchador de esta ciudad y lo he vivido en primera persona durante la pandemia.


¿El lema fue que nadie se quedaba atrás?
Ese es el principal objetivo que nos planteamos: que todo aquel que estuviera sufriendo, tuviera una mano amiga. El sufrimiento a veces era la soledad; para eso todo el despliegue de llamadas para acometer situaciones de abatimiento personal o porque en tu alrededor desgraciadamente habían fallecido personas cercanas. En Servicios Sociales hemos tenido más de 1.600 nuevas familias para atender, pero con el esfuerzo de todos los técnicos y profesionales del Ayuntamiento hemos desplegado todo un abanico de ayudas. También para el autónomo, el comercio o el hostelero, que lo están pasando muy mal. Hacemos todo lo que podemos con esa máxima de que nadie se quede atrás


¿Es compatible lo urgente y lo importante? ¿Se ha podido continuar con proyectos de futuro más allá de atender a las necesidades de la pandemia?
Lo urgente y lo importante deben ir casi de la mano. En los momentos más críticos de la pandemia toda nuestra atención estaba puesta en la situación sanitaria y social: nos volcamos al 2.000%. Pero cuando se levantó el Estado de Alarma, progresivamente fuimos sacando del cajón esos grandes proyectos que también son necesarios en Getafe. Como el convenio con el Obispado, que nos va a permitir dotar de un gran centro de atención a nuestros mayores, a nuestras personas dependientes, permutando (aunque no es el concepto jurídico) la antigua Casa de Murcia por la sede actual del Obispado en la calle Almendro. Vamos a poder desplegar muchísimas actividades de promoción, de la autonomía personal, de las personas mayores y dependientes para evitar y parar su deterioro. Hemos recibido un correo de la Consejería de Políticas Sociales que nos da la viabilidad al proyecto: la concejala y yo llorábamos ayer de la emoción por saber que tanto esfuerzo merece la pena.


¿Getafe volverá a ser el referente industrial que era?
Próximamente daremos un impulso a algo que ya teníamos preparado desde antes de la pandemia con la consolidación y mejora de las áreas empresariales como el Polígono de Los Ángeles. Elaboraremos un proyecto e incluso lo podemos presentar a los fondos europeos. También daremos noticias del desarrollo de Olivos 3, que permitirá la consolidación de Getafe como un foco de atracción por nuestra ubicación privilegiada. En Getafe hemos tenido un colchón importante con nuestra industria tradicional, pero también con el sector aeronáutico, que ha sido nuestra seña de identidad. Nos ha permitido estar en mejores condiciones para afrontar esta crisis. Ahora nos tenemos que impulsar en este colchón para llegar lo más alto posible. Por historia, por tradición y por voluntad, Getafe lo va a conseguir.


Hace un año se firmaba un acuerdo de presupuestos con Podemos. ¿Qué ha quedado de aquellos proyectos?
Estamos satisfechos porque la inmensa mayoría de los acuerdos están en marcha. Como yo siempre le digo a Alba Leo, y de hecho lo reiteramos en muchas ocasiones, somos mujeres de palabra y lo que decimos lo cumplimos. Y esto está firmado, aunque a consecuencia de la pandemia se haya retrasado. Tenemos una relación de confianza, de oposición política también en aquellos temas que no nos unen, pero de complicidad a la hora de buscar siempre lo mejor para Getafe. Los desayunos escolares, por ejemplo, ya se han puesto en marcha y es un proyecto que gracias a Podemos viene para quedarse. Su propuesta también nos mejora a nosotros, el PSOE, engrandece al Gobierno municipal, y sin duda alguna beneficia a los niños y niñas más vulnerables de Getafe. También están en marcha las inversiones medioambientales, como el Parque Lineal del Manzanares, o la remodelación del parque de La Alhóndiga en sus diferentes fases: queremos que se puedan aprobar los pliegos para la redacción del proyecto antes de que finalice este año 2020.


¡Cómo ha cambiado la relación con Podemos respecto a la legislatura pasada!
Me siento realmente muy contenta. Desde posicionamientos diferentes, en los que hemos tenido discusiones, debo decir que cuando algún tema es fundamental para ellos, no se bajan de la burra y hacen bandera de ello. Me siento orgullosa de tener unos miembros de corporación municipal como Alba Leo y todo el grupo municipal de Podemos que, con una visión crítica pero sin duda colaborativa, estamos haciendo progresos muy importantes, no solo en nuestra relación, sino también de cara a Getafe.


¿La ciudadanía está cansada de tanta crispación? ¿Es hora de tener otros entendimientos?
Es absolutamente necesario. En la comisión de reconstrucción originada por la pandemia hemos ido hablando los grupos municipales y el Gobierno y hemos llegado a consensos importantes. Hemos aprobado bonificaciones fiscales para el próximo año para favorecer a nuestras empresas, una estrategia para el empleo para los próximos años, el destino del superávit y un larguísimo etcétera. Todo fruto del consenso. Es seña de identidad de este equipo de Gobierno el dirigirnos también a aquellos que no nos han votado. ¿Quién iba a decir que que un partido de izquierdas (de izquierda izquierda, no de centro izquierda) llegara a un acuerdo con el Obispado? Nosotros somos peones para conseguir lo que Getafe necesita.


¿Habéis sentido el respaldo de la Comunidad de Madrid?
La Comunidad de Madrid tiene competencias en unas materias que nosotros ejercemos aunque no nos dan dinero para ello. Yo me imagino cada mañana a la presidenta en su despacho diseñando ese comité de ideas originales donde un día dicen blanco y mañana dicen negro. Perdemos un tiempo muy precioso en debates políticos, en discusiones, en pellizcos de vieja que nos quitan atención a lo que es realmente importante. Quiero hacer un nuevo llamamiento para que cuente con los ayuntamientos: no somos sus adversarios, ni sus enemigos, somos agentes colaboradores. Parece increíble que más de un año después de que Ayuso sea la presidenta de todos los madrileños no haya reunido a ningún alcalde o alcaldesa. Veo con mucha envidia las conferencias de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez. Mientras no exista un cambio en la Comunidad de Madrid esto no va a mejorar; no quiere gobernar Madrid, solo quiere hacer oposición a Pedro Sánchez.


¿Con la colaboración de Ignacio Aguado?
Menudo papelón. Que un vicepresidente de la Comunidad de Madrid permanentemente sea ninguneado por quien tiene que ser su compañera de Gobierno… Se convierte en el pagador de cervezas una noche de ronda. Ciudadanos está quedando cada día más en evidencia que está dejando de ser un instrumento útil al servicio de los madrileños.
Hay otra coalición nacional que está teniendo otro funcionamiento totalmente diferente, entre Sánchez e Iglesias, ¿no?
Con sus dificultades, porque nada es fácil. Pero la ciudadanía demanda consensos, que pongamos por encima el interés general: mientras discutimos, subimos, bajamos, vamos o venimos, la ciudadanía pasa hambre, pierde su puesto de trabajo, no recibe una cita para ser atendido en su hospital o en su centro de salud. Es el mandato que nos han dado los ciudadanos: a ningún partido político nos han dado mayorías absolutas, por lo tanto nuestra obligación es llegar a acuerdos.


Precisamente los presupuestos son la próxima piedra de toque a la os enfrentáis.
Llevamos desde septiembre trabajando en esa dirección, recogiendo las propuestas de los grupos municipales en unos presupuestos dificultosos, porque tendremos 10 u 11 millones menos de ingresos. Tenemos que priorizar de una manera muy importante qué es lo que se va a llevar a cabo. Pero queremos trasladar tranquilidad: las dificultades económicas que pase el Ayuntamiento no se van a trasladar en ninguno de los casos a la calle. Nada de lo importante se va a quedar sin hacer
Además, este es un Ayuntamiento solvente.
El Gobierno de la nación ya ha dado pasos muy importantes para permitirnos a los ayuntamientos gastar el dinero que acumulamos desde que en 2012 el PP aprobara la ley de estabilidad presupuestaria, por la que los ayuntamientos solo se pueden gastar un 80% de lo que recaudan. Cada año acumulamos un 20% en cuentas bancarias que nos cuesta más de 100.000 euros en intereses. Se van dando pasos para que en 2021 y 2022 podamos utilizar ese dinero que tenemos en las cuentas. Por eso podemos decir sin ningún género de dudas que el año que viene todo lo importante se va a realizar. Programas sociales para ayudar a quien más lo necesita pero también inversiones en la ciudad para poder recuperar el Polideportivo San Isidro, remodelar la carretera del cementerio, hacer posible Getafe Río o el Parque de La Alhóndiga, el teatro de la calle Madrid…


¿Getafe saldrá mejor?
Saldrá mejor porque de las malas situaciones siempre se saca una lección positiva: de todo se sale. Mis padres me lo decían de pequeña. Se sale más fuerte: cada vez que te caes te levantas con lecciones aprendidas, con experiencias vividas que te hacen sin duda más fuerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *