Más de la mitad de las mujeres ha sufrido violencia machista en algún momento de su vida

Macroencuesta de violencia contra la mujer

Redacción

El pasado jueves 17 de septiembre salió a la luz la última macroencuesta de violencia contra la mujer, la operación estadística más relevante que se realiza en España sobre este tipo de violencia y que se encuentra incluida en el Plan Estadístico Nacional.

Esta macroencuesta, la sexta realizada en nuestro país desde que comenzara a realizarse en 1999 cada cuatro años, introduce algunas mejoras en la metodología, cumpliendo así con todos los requerimientos estadísticos del Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres ,al tiempo que da respuesta a varias medidas previstas en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

La encuesta cuenta con un módulo nuevo para medir el acoso sexual, ya sea puntual, reiterado o en forma de stalking (acoso reiterado) y, lo más importante, todas las preguntas sobre violencia sexual, que hasta ahora se dirigían únicamente a investigar qué ocurría dentro de la pareja, se han ampliado para detectar la que ocurre fuera de ella, incluyendo así todas las formas posibles de violencia sexual.

Entre los datos más destacables que deja ver la encuesta, una de cada dos mujeres ( exactamente el 57,3%) ha sufrido violencia machista en algún momento de su vida. Esto supone casi doce millones de mujeres.
Otro dato a destacar es que solo el 39,1% de los agresores de violencia sexual eran desconocidos, correspondiendo el 21,6% a familiares y el 49% a amigos y conocidos.

En el caso de las violaciones, el porcentaje de mujeres que han sido violadas por un desconocido es de sólo el 18,8%, lo que implica que la mayor parte de las violaciones son de hombres que la mujer conocía de forma previa a la agresión.

Estas cifras dejan ver qué son verdaderamente las violencias machistas, dejando claro que la violencia no se produce por un extraño de manera puntual, sino que son situaciones cotidianas con los hombres de nuestro entorno. Desmitifica estereotipos y deja al descubierto el carácter sistemático y estructural de estas violencias.

En cuanto a las denuncias, los datos reflejan que solo el 8% de las mujeres que han sufrido violencia sexual fuera de la pareja denuncian, llegando al 11% si la denuncia la realiza otra persona o institución. Dentro de la pareja, el porcentaje asciende solo hasta un máximo del 32,1%. Según estas cifras, el porcentaje de denuncias falsas sería aún más insignificante si cabe.

Esta encuesta solo es un paso más en la lucha por la igualdad. Se echa en falta de qué manera podría hacerse más explícita esta lucha durante el proceso: por ejemplo, mediante la participación de los agresores en estos estudios. Participación que no resulta agradable, menos aún cuando tienes que recordar emociones intensas y desagradables.

María Victoria Rosell, delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, lo valora así en las primeras páginas de la Macroencuesta: “sin su sinceridad y valentía al contar experiencias tan duras, este estudio no habría sido posible. Si los datos corroboran que una abrumadora mayoría de las violencias machistas no se denuncia, romper el silencio es un acto digno de reconocimiento”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *